Un buen final para un buen día

Ayer, 22 de Diciembre por la noche, fue la cena de empresa navideña. El lugar, un restaurante en Testacio, una sala al fondo reservada para el grupo con dos mesas alrgadisimas y estrechisimas, para 47 personas de diversas procedencias entre ellas la aquí presente Catalana.

La cena fue casi de boda, de esas eternas que no empiezan hasta que todos llegan, de antipasti, plato y postre, de mesas que se quedan vacías cuando la gente sale a fumar y luego hay que retomarlo todo dónde se dejó, y con actuaciones propias de las bodas en todo su esplendor como aplausos, aúpas, sermones, brindis, cánticos, regalos, fotos, videos y mucho, mucho vino.

Gracias al dios Baco te puedes enterar de muchas cosas casi sin querelo. Eso siempre que sepas estar lejos de su influjo y sepas escuchar. Así todos los que conocí ayer puedo asegurar que tienen un yo antes de Baco y después de Baco, (a.b., d.b.) y me gustan más las imperfecciones del d.b.

En este video se puede ver uno de los momentos cántico, que hubo muchos. La prueba de que hubo muchos momentos así son las dos chicas que se ven casi en primer plano, las dos portuguesas, que ni se inmutan y siguen hablando de sus cosas.

Feliz Navidad a la romana! desde luego alegría no falta!

AUGURI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: