Misa del Gallo en Sta Maria Aracoeli

Había leído en un par de blogs que en esta Iglesia, situada en el punto más alto del Capitolio, la misa de medianoche era muy bonita. Hay que subir 124 escalones para llegar a ella y decían que en cada escalón habría una vela y la ascensión era muy bonita. Lamentablemente, no sé si debido a la lluvia, no hubo velas. Aún así el paseo hasta allí fue muy bonito y merecieron la pena las vistas nocturnas desde arriba.

Subida a la Iglesia

Vistas

Llegamos a las 00:05 y Lee y yo subimos las escaleras corriendo. No se ella pero yo al entrar en la Iglesia creía que iba a tener un infarto seguro. Y todo eso para ver la entrada del Bambino Gesú, ya que nos habían dicho que cuando descubrían su figura a las 00 la gente aplaudía, lo pasaban entre la gente, etc, pero nosotras vimos como lo descubrían y allí nadie dijo ni mu y no hubo jolgorio ni nada. Eso si, las oraciones eran cantadas con un coro y a veces solo el cura, lo cual con el incienso, las velas y toda la gente ya daban bastante ambiente.

Arriba yo con mi abrigo rojo, un clásico.

Estuvimos un rato esperando a ver el espectaculo prometido pero Lee se empezó a encontrar mal por el vino y la carrera así que ella y Yinnon se fueron a casa. Nosotros nos quedamos una media hora más pero tras ver que el cura no tenía intención de terminar su sermón tras ese tiempo, (no me extraña porque si vais a una misa entre semana hay 2 personas en la misa y una es el propio cura, así que el día 24 debe ser su día de gloria) decidimos ir a dar un paseo por la piazza del Campidoglio, proyectada por Miguel Angel, aunque solo pudo ver acabada la doble escalinata.

Se llega a la plaza a través de una rampa escalonada.

 

Miguel Angel diseñó con todo detalle la plaza incluso el pavimento.

De vuelta a Trastevere pasamos por el Teatro di Marcello, del S. I a.c. La verdad es que nos estamos acostumbrando a todos estos monumentos y deberíamos ser conscientes de lo alucinante que es pasear por un teatro romano que hace 2000 años podía albergar a 15.000 personas.

El camino a casa entre luces navideñas y repiqueo de campanas en toda Roma fué algo que recordaremos siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: