23.Asistir a la conversión de Constantino en la Basílica de Santi Quattro Coronati

El sábado, la scuola de italiano Leonardo, organizó una visita a esta Basílica que no es de las más conocidas pero que contiene una bonita historia y muchas sorpresas como su claustro, la capilla de San Silvestre y la capilla de Santa Bárbara.

Está situada entre san Giovanni in Laterano y San Clemente. Nos ha explicado Claudio, el guía, que todo el área de San Giovanni era propiedad de los Laterano y que cuando Nerón llegó al poder se la expropió y pasó a ser del estado.

En el año 312 d.C  Constantino, primer emperador Cristiano (que como se puede ver en varios documentos no es del todo cierto) , digamos el primero que permitió vivir a los cristianos en Roma, les “regaló” estas tierras para que fundasen su iglesia y así fue como nació San Giovanni in Laterano, la primera basílica cristiana de Roma y sede papal hasta el 1300, cuando el papa se trasladó a Francia. Cuando Roma solicitó al Papa que volviese a Roma no quiso volver a San Giovanni, ya que estaba rodeado de campo y temía por su seguridad, y ese fue el motivo de la fundación de San Pedro. Todo el museo Vaticano que había hasta el momento se trasladó a San Pedro aunque San Giovanni, la Scala Sancta y San Clemente siguieron siendo y lo son a día de hoy parte del estado del Vaticano.

Así que en la calle estás en Roma pero dentro de estas iglesias estás en el Vaticano. Pero esta Basílica la gestionan los monjes y monjas agustinos.

La visita trata precisamente del capítulo del libro y de como fueron “regaladas” estas tierras a los Cristianos. Los frescos pretenden demostrar la supremacía de la Iglesia frente al imperio.

La Basílica tiene un exterior peculiar ya que es más fortaleza que iglesia.

Una vez se atraviesa el portón principal, se llega a lo que antes era parte de la Iglesia pero que ahora es un patio, ya que en el siglo IX se redujo la Basílica original debido a la inestabilidad y período de guerra. Se ganaba así un patio de defensa.

La reducción se hizo del siguiente modo, se añadió un patio en la parte frontal, aún pueden verse las columnas y partes de la cornisa de la Iglesia anterior, y se dividieron las tres naves de la basílica. La nave derecha pasó a formar parte del monasterio y la nave izquierda al claustro. La nave central se subdividió en tres naves pero no así el ábside, que tiene un tamaño desproporcionado y por tanto muy peculiar. Normalmente el ábside es proporcional a la nave central. En este plano corresponde al número 7.

Un ábside “normal” tendría su inicio en el 6 y final en el 8.

Una vez atravesado el patio se llega a la entrada de la capilla de San Silvestre. Esta entrada o “recepción” es desde dónde las monjas, que son de clausura, abren la puerta de la capilla y reciben a la gente. Claudio nos ha explicado que veríamos dos cosas, una celosía desde dónde nos hablarían y una puerta rotatoria de madera, un torno, donde se dejaba antiguamente a los bebés recién nacidos que no se quería. Esto era bastante normal también en España pero Anna que es de Toronto ha soltado un gritito.

Este es el origen de varios apellidos típicos italianos como:

Proietti;  deriva del latín proicere, formado por pro + jacere, es decir echar delante de sí.

Esposto, Sposto = Expósito;  Expósitum significa poner fuera, sacar. Este nombre lo inventaron y lo usaron ya los romanos con el mismo significado.

Trovato = encontrado.

O algunos apellidos típicos por la zona como es el caso de Milán, donde entre 1845 y 1864 fueron abandonados en la Pia Casa degli Esposti e delle Partorienti in Santa Caterina alla Ruota di Milano, 85.267 niños con una media de 4.200 niños abandonados al año, cerca del 30% de los nacimientos de la ciudad. La Pia Casa degli Esposti e delle Partorienti in Santa Caterina alla Ruota dependía del Ospedale Maggiore di Milano y su símbolo era una paloma (colomba en italiano) y de allí surgen los apellidos Colombo, Colombi, Colombini, dados a los niños expósitos que albergó el convento.

Otras veces eran nombres ligados al calendario o a las condiciones en que encontraron al niño. Así surgieron apellidos relacionados con los días de la semana (Lunedino, Sabatino,etc.) y con los meses (Agosto, Agostiale, Marziano, Settembrino, etc.)

Estos apellidos varían según los lugares, por ejemplo: Esposito en la Campania, Degli Spositi en la Emilia, Proietti en el Lazio y Umbria, Trovato (encontrado) en Sicilia, Innocenti, Degl’Innocenti e Nocentini en la Toscana. Otros apellidos derivaron de la institución que recogía a los niños abandonados, en forma general como Casadio, Casadei (casa de dios) o según el protector de la institución, Santantonio, Sangiuseppe, Sangrato, etc.

Tras este episodio, que ha dejado a algunos un poco traumatizados, hemos pasado al interior de la Capilla. (Aunque primero hemos tenido que poner un euro cada uno dónde antes se ponían los bambinos).

La capilla es súper bonita. Está muy bien conservada y los frescos y el pavimento preciosos.

Es pequeña (ya casi no tiene luz por eso las fotos no son de buena calidad) pero contiene la Historia o Leyenda en la que se basa la Iglesia para demostrar que esas tierras las regaló el emperador Constantino al Papa.

La primera “viñeta” de la leyenda nos cuenta que el emperador estaba muy enfermo. Puede verse porque tiene toda la piel con puntitos rojos. Sus médicos le habían recomendado para su dolencia baños en sangre de niños. Aquí el emperador está deliberando si sigue el consejo o no.

Como se ve que la idea no le acababa de gustar, decidió pensarlo durante la noche. Tuvo un sueño en el que se le aparecieron dos hombres que le dijeron que debía ir al monte a ver al Papa ya que él le daría la solución. A la mañana siguiente decidió ir con ejercito a la montaña y allí se encontró con el Papa. Hay dos “viñetas” que explican esta subida en su búsqueda y el encuentro, en el que el emperador le muestra un dibujo con los dos hombre del sueño. El Papa le dice que esos dos hombre son San Pedro y San Pablo. El papa le “bautiza”, en la viñeta sale el emperador en una tinaja con agua bendita, y aquí ya no tiene los puntitos. Como le ha curado, en agradecimiento, le regala las tierras. Esto se ve en los siguientes frescos:

Más adelante se demostró que el documento que tenía el Papa para probar esto, según él firmado por Constantino, era falso, pero eso ya es otra historia.

Tras la capilla hemos entrado al claustro tras pagar de nuevo “la voluntad” cada uno. La verdad es que lo merece.

Este claustro, de estilo Cosmatesco (medievo Italiano), se añadió en el siglo XIII y tiene doble columnata.

En la época medieval se empleaban para la construcción materiales reciclados de templos, ruinas o edificios contiguos y en este patio es posible ver algunos ejemplos curiosos como esta losa de mármol dónde hay un antiguo juego romano.

También en el interior de la Basílica hay ejemplos. No se puede hablar en su interior ni hacer fotos pero yo he hecho esta al salir, de una lápida reciclada…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: