21.PASSEGGIARE LUNGO IL CLIVO DI SCAURO

Esta recomendación prometía. Tanto que la creíamos exagerada ya que empieza así:

“Aire perfumado, silencio, verde que cubre los muros, huertos en los jardines de iglesias antiguas. Esta no es Roma. (…). ¿Dónde están los turistas?¿Dónde las tiendas de souvenirs y los gladiadores abusivos? A menos de un kilómetro. Pero este es uno de los lugares en los que no se comete pecado si se le define como “angulo mágico”.1

Pues es cierto. Es un remanso de paz, rematado por el inicio del parque de villa Celimontana.  Se incia este paseo frente a la FAO, una vez atravesado el Cico Máximo. En lugar de continuar hacia el Coliseo, se asciende hacia Via dei Santi Quattro, Via San Paolo della Croce, se pasa bajo el arco de Dolabella y se pasea por el clivo di Scauro.

 

Todo el paseo es tranquilo, reodado de verde, se puede ver un gran huerto y un jardín de una pequeña iglesia, y al final del recorrido uno se encuentra con la placita y campanario de la iglesia de San Paolo della Croce. Aquí se enceuntra la entrada a Villa Celimontana, un parque donde en verano se organizan conciertos de jazz y dónde la gente lee al sol, hace pic nics o deja a sus hijos jugar con las tortugas y peces del estanque.

Villa Celimontana

Estanque de las Tortugas

Tortugas

 

1.101 cose da fare a Roma almeno una volta nella vita. Ilaria Beltramme. Newton Compton Editori. 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: