Vida cotidiana, capítulo 1 : Transporte público

Mi cuñado Hugo no me creía esta Navidad pasada cuando le contaba que ir en autobus o en Tram o en metro en Roma era una odisea.

La verdad es que yo tampoco lo creería, ni me lo esperaba. Todo el asunto tiene su gracia sin embargo.

Lo primero es el estado de algunos buses. Muchos llevan el número del bus con un papel escrito a boli y pegado con celo. Es un dinA4 blanco que te dice 40, 280, 23….no se ve desde muy lejos pero cumple su función.

Otro tema es el tiempo de espera. A según que horas no hay problemas, pasan cada 10 o 15 minutos (que no es poco) pero si lo coges a las 20, 21h o incluso a las 19,30 entonces puede ser que tengas que esperar media hora. Un día esperé una hora de reloj, lo cual te hace sentir idiota porque podrías haber ido andando, pero una vez llevas tanto tiempo esperando no quieres irte de la parada por miedo a que en ese justo momento aparezca…A veces en la parada hay gente que te dice que lleva esperando 45 min y que no tengas esperanzas.

Si es fin de semana pasan con menos frecuencia, algunos a las 19h dejan de pasar.

El tram es el servicio que mejor funciona. Pasa cada 5 minutos o como mucho 8. Lo malo es que el que a mi me va bien solo llega hasta Largo Argentina. Aún así hay dias que va tan lleno que tienes que esperar al próximo o si eres muy audaz y no te agobian las multitudes puedes apretar a la gente como hacen aquí y meterte con calzador.

Eso sí, cuidado con la cartera y el Iphone!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: