Galería Borghese

Había ido posponiendo la visita a Galería Borghese porque me daban pereza la cantidad de turistas que hay, pedir hora y el precio de la entrada.
Ha sido una tontería posponerlo ya que los 3 motivos tienen muy fácil solución. El primero, basta con venir a la ultima visita, a las 17h para evitar gran cantidad de gente, la segunda, se compra el ticket por internet y eliges día y hora y ya tienes tu código de entrada y la tercera, siendo estudiante o enseñante de arquitectura es gratis! Así que hoy a las 17h, con estos 34 grados que nos abrasan, paso una tarde maravillosa, rodeada de arte y aire acondicionado.

Al llegar parece que vaya a ser agobiante ya que se agolpa la gente para entrar. Puedes coger una audioguía por 5€. Al entrar todos, ya lo decía la Lonely pero creía que al ponerlo ya no sería así, se quedan en la antesala escuchando el botón 2 o siguen en orden hacia la sala 3 de la derecha. Yo he hecho como decía la guía, empezar al revés por la sala de Caravaggio, la sala 8.

Lo más impresionante las esculturas de Bernini

el David

Con un gesto de la cara increíble

Apolo y Dafne

que está pensada para verla desde su parte posterior, para que el espectador no vea aún lo que sucede, sino solo a Apolo y un árbol…

y a medida que vas girando a su alrededor eres párticipe del suceso (ahora la tienen girada por lo que al entrar ya ves a Dafne)

Dicen que mientras la restauraban, las hojas de las manos, de tan finas que son, sonaban como cristal…

También remarcable la escultura de Canova, sobre todo por el diván donde se encuentra estirada Paulina Bonaparte, ya que parece realmente blando y mullido, así como el manto que la cubre a ella. Muy impresionante también el bajorrelieve del caballo al que Bernini le añadió su caballero.
La planta superior es pinacoteca, con pinturas de Rafael, Tiziano, un Rubens y algunas cosas raras.

Luego vuelves a bajar a las salas de escultura (si quieres) y entonces es maravilloso. Estás totalmente solo frente a Apolo y Dafne y se oyen los pájaros del parque, parece que el árbol en el que se están convirtiendo esté en medio de la naturaleza.

 

Todos los guiris con calendario apretado se han ido hace rato y solo quedamos yo y estudiantes de arte dibujando en sus libretas el rapto de Proserpina de Bernini .

Los detalles son asombrosos. Los dedos de ella deformandole la cara

y sobre todo no puedes dejar de mirar como los dedos Plutón se hunden en la piel de mármol de Proserpina (Perséfone).

Luego un paseo refrescante por villa borghese. El sol ya no calienta, hay una luz dorada y sombras alargadas, cantos de pájaros, gente descalza, abuelitos dormidos en un banco, una ardilla y un corro de gente haciéndole fotos, gente que ha salido a correr, un quiosco de helados…me siento en un banco.

Necesitaba un poco de verde para el cuerpo y arte para el alma. Desde luego Galería Borghese reúne las dos cosas y bien merece una visita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: