Nubecilla en forma de adiós

“Flotaba sobre ese verano una nubecilla en forma de adiós. No porque mi marcha de Roma tuviera ya fecha;(…) Tal vez fuera, en un sentido mas genérico, porque intuía que el mismo empleo de los corresponsales empezaba a ser considerado superfluo en una industria, la periodística, que se encaminaba hacia una crisis económica y existencial.
No crean que la vida de un corresponsal es como la pinto yo en estas historias. Eso es solamente una parte. La otra está hecha de inseguridades, de aprendizajes más o menos arduos, de cambios intempestivos, de urgencias, de renuncias, de distancias. Un corresponsal es un tipo que se levanta por las mañanas con una náusea en el estomago y la convicción de que su despido es inminente.(…) que chapotea perennemente, con el agua al cuello, en un mar desconocido”.
Enric Gonzalez
Historias de Roma
RBA
Pág. 120-121

Si cambiamos corresponsal por arquitecto, en este 2012 que estamos, estas lineas bien podrían describirnos.
Eso no quita, como en el caso de Enric Gonzalez, que disfrutemos cada día más de esta maravillosa ciudad, a la que un amigo napolitano, Davide, llama “la bella puttana” , porque es muy muy bella, pero también puta, a veces.

Yo hoy también veo esas nubes de adiós (en realidad las de hoy dicen: lluvia). Quizás sea porque me marcho una temporada a Barcelona. Me gusta pensar que es un paso necesario para poder volver. Me entra una nostalgia irremediable de mis paseos por Trastevere, de las dos casas donde he vivido y sus dos dueños, Giuseppe y el conde, de los amigos que me llevo, de las comidas probadas y aprendidas, de los vecinos, de las incomodidades, de la policia a caballo que pasa cada mañana por debajo de nuestra ventana y así sé que hora es al oír su cascos contra los sanpietrini, de comprar ricotta a peso, de rebuscar tesoros en porta portese, de tomar un helado a ultima hora de la tarde en el siciliano de piazza san cosimato, de las películas de Rai Movie, de la fruta y verdura de verdad, de sentirme guiri, de cambiar las pelis que compro y ya he visto al vendedor ambulante, convirtiendose así en mi videoclub, de las campanadas de las horas y los cuartos, de la señora de la tienda Casa Mía, de mirar por la ventana con una vista cenital perfecta a los que cenan en el indio para luego pedir lo mismo…
Espero que este verano no sea un verano de adiós, sino un hasta luego con muchas cosas más esperandome.

Como esta: visitar el pasaje entre Castelo St Angelo y Vaticano http://www.nottiacastelsantangelo.it/

Feliz verano, de nubecillas en forma de A presto! Auguri! E in bocca al lupo!

20120712-131012.jpg

Anuncios
1 comentario
  1. B dijo:

    buen verano! por qué no se ven los comentarios de “una boda pasada por agua y granizo y hielo…”? la mejor boda del mundo! y feliz aniversario!!! qué bien lo pasamos.
    este verano estaré con la familia en Aldanyá, a ver si nos vemos! un beso, Belén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: