archivo

Excursiones

Cerveteri está a unos 40 minutos en coche de Roma y cuenta con una de las necrópolis etruscas mejor conservadas del mundo. Hay que tener en cuenta que estas edificaciones son del siglo V-VI a.C.
La entrada cuesta 6€ y cierra al anochecer, en invierno a las 18h.
El entorno es precioso y tranquilo, campos y bosques. A pesar de ser sábado no había casi nadie visitandolo, solo nosotros, una familia alemana y un grupo. Vale muchisimo la pena, he estado en las necropolis de Egipto y esto, a pesar de ser diferente, no tiene nada que envidiarles, de hecho son patrimonio de la Humanidad.
Muchas de las tumbas son visitables y en su interior se proyecta un video que explica los ritos etruscos, costumbres, artes, etc.

20121028-181452.jpg

20121028-181525.jpg

20121028-181549.jpg

20121028-181618.jpg

20121028-182341.jpg

20121028-182417.jpg

20121028-182447.jpg

20121028-182502.jpg

20121028-182517.jpg

Anuncios

Las Termas naturales de Saturnia se encuentran en La Toscana y se trata de un río de agua caliente, a unos 37-38 grados, con diferentes zonas de cascadas y corriente para relajarse.

Es gratuito ya que es público (hay una zona de pago que supongo que será mejor o habrá menos gente).

Fuimos con el coche desde Umbría. Tardamos 1h aunque desde Roma creo que es la misma distancia. Hay un párking publico gratuito en el que hay alguna gente con caravanas, gente haciendo barbacoas, etc. La gente sale del coche con albornoz y zapatos de goma (de rio o rocas) y se van al agua sin más. Hay una zona más estrecha que colinda con el parking que es más lodosa, había gente cubierta de arriba a abajo con lodo. Bajando la cuesta está la zona de cascadas, lleno de gente ya que es casi plano y por el placer de dejar caer agua sobre tu cabeza. Cuando más vas bajando más sitio hay aunque también se vuelve más frondoso y profundo.

Es algo muy curioso porque el agua no está siempre caliente sino que de repente notas una ráfaga fría (no helada) y luego una mucho más caliente. Hay un olor a azufre típico de las zonas termales naturales pero no molesta, se nota solo al llegar.

Desde luego es algo muy curioso estar al aire libre y al sol dentro de un río tan caliente. Según el sitio donde te coloques tienes corriente que hace masaje o puedes estar como en un jacuzzi o piscina.

De vez en cuando algun gusanillo se te quedaba en la piel pero se va con la mano, yo no estuve más de media hora…pero aquí estamos, sanos y salvos!

zona de cascadas

Anguilara es un pueblo medieval situado en el Lago de Bracciano. El origen de su nombre tiene dos hipotesis.Una que debe su nombre a la familia noble que vivia aqui en el siglo XV  y la otra a la cantidad de anguilas que viven en el lago. Vi una nadando así que corroboro que viven.


Hay un tren cada media hora desde la estación de Trastevere u Ostiense. El billete cuesta 2,60€ y tarda 1hora, no porque este lejos, son 36 km, pero para mucho durante el trayecto.
Una vez allí hay un pequeño bus que cuesta 1€ que te lleva hasta el lago y la zona antigua, no tiene perdida, al salir del tren está el bus ya a la espera.
Te deja en la playita y en un paseo con restaurantes y heladerías y un puesto para alquilar barcas, patines, canoas y hamacas.


El lago es famoso por sus grandes cisnes y para ir a comer pescado.

Hemos comido en este restaurante.

Con estas vistas al lago

y al pueblo

Estaba todo muy bueno y delicioso el tiramisu, de los mejores hasta ahora. Luego nos han invitado a unos chupitos de limoncello y licor de regaliz hechos por la mamma. Han sido amabilísimos.

Me he dado un baño y he probado estas bolas flotantes. Ha sido divertido.

El pueblo es muy relajante, con gatos durmiendo la siesta, pájaros, naturaleza y muchas flores.