Antiguos oficios

20121108-101014.jpg

Ayer fuimos Nando y yo al cine a ver la nueva peli de James Bond. No era nada fan de James hasta que llegó Daniel Craig, me encantó el nuevo personaje con tanta ironía sobre si mismo.
Pero a lo que iba, en el cine de Trastevere de piazza sonnino aun suceden dos cosas que, al menos que yo sepa, ya no se ven es España. Una es el descanso a mitad de la peli. Lo curioso es que casi todos ( debíamos ser 10 personas en total) fuimos al baño, parece ser que lo que dice Paul Auster sobre nunca desaprovechar una oportunidad para hacer pis está muy extendida. Y dos, el vendedor con cajón al cuello de palomitas, chocolatinas y bebidas. Me recordó a las chicas de la serie The Playboy Club con sus cajones al cuello de cigarrillos y puros. Aunque este era un señor de unos 70 años, con americana color granate-botones-de hotel y gafas de esas que llevan los abuelos que son ahumadas (son de sol o que son?).
Como dicen aqui “mi fa troppa tenerezza” ver algo así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: